Ruidera treasures

Historia y patrimonio de las Lagunas de Ruidera

Etiqueta

Esparto

Cuando el colapso económico, las sequías y por ende las hambrunas asolaban España y las gentes padecían la neurosis de una guerra civil, en la cuenca del Alto Guadiana, entre los años 1940-1959, se vivió la postrera y más esplendorosa etapa de la faena y negocio del esparto… También la más trágica, al producirse episodios de apaleamientos, vejaciones, injusticias y muertes…

En aquellos años, diez o doce merchantes, con carruajes para cargar hasta ochocientos kilos de esparto y más de cien haces de tomiza de veinticinco madejas, recalaban semanalmente en el Sitio de Ruidera; pagando las tres variedades de esparto: “curado”, “cocido” y verde, a cuarenta céntimos el kilo, a cincuenta, a treinta y los haces de tomiza a seis pesetas los de “cocida” y a cuatro los de “cruda”.

El negocio y faena del esparto en el Alto Guadiana

Entre 1940 y 1959 se vivió la postrera y más esplendorosa etapa de la faena y negocio del esparto

El negocio del esparto en el Alto Guadiana

En Ruidera no hay reloj, ayuntamiento ni plaza, los ha castigado Dios con el esparto y la maza

© 2019 Ruidera treasures — Funciona gracias a WordPress

Tema realizado por Anders NorenIr arriba ↑