El 8 de enero de 1217 el rey Enrique I confirma la donación al conde don Alvaro Núñez de Lara de Alhambra y sus extensos términos, que llegaban hasta Ruidera. 

Alhambra en el siglo XIII

El 3 de junio de 1214, el rey Alfonso VIII otorga en Burgos un privilegio rodado por el cual hace donación a la Orden de Santiago y a su maestre don García González de Arauzo del castillo de Alhambra con sus términos hasta Salidiello, Alcobela y Argamasiella. Poco después, el 1 de mayo de 1215, el rey Enrique I, en la localidad de Cuellar, confirma dicha donación  a los freyres santiaguistas.

Poco después, el rey Enrique I de Castilla dona Alhambra a don Alvaro Núñez de Lara. Esta donación la confirmó el monarca en Maqueda, por privilegio rodado, el 8 de enero de 1217. Insiste en los servicios prestados por el conde y la utilidad de esta fortaleza para la defensa de la frontera del reino, cuyos términos extensísimos, había poblado don Álvaro con gran esfuerzo (1).

La importancia de este privilegio radica en la asignación y enumeración de términos al castillo de Alhambra entre los que se encontraba Ruidera.

El conde don Alvaro Núñez de Lara fue un personaje de primera fila en la España cristiana del siglo XIII. Perteneciente a una de las más importantes familias  castellanas, ocupó los cargos de alférez del Rey de Castilla, mayordomo del Rey de León (1217-1218), conde desde 1215 y procurador del Reino y del Rey (1217). En el aspecto militar, acompañó a Alfonso VIII en la batalla de Alarcos (1195) y tuvo un papel de primer orden en Las Navas de Tolosa (1212).

Don Alvaro Núnez en las Navas de Tolosa

Don Alvaro Núnez en las Navas de Tolosa. Marceliano Santa María

La donación de Alhambra a don Alvaro Núñez en 1217

La versión que ahora transcribimos es la del “Tumbo Menor de Castilla”, valioso códice diplomático, confeccionado en la segunda mitad del siglo XIII, que constituye el primer instrumento de descripción del Archivo de Uclés, cuyo convento fue cabeza y casa Prioral de la Orden de Santiago en Castilla:

«Del término de Alfambra que dio el rey don Enric. XXX. (…)

Dono itaque eidem castello vestro Alfambre, videlicet, quod ex donatione mea ad defensionem et utilitatem regni mei et ad salutem anime vestre, in Sarracenorum frontaria populastis mediantibus multis laboribus omnis terminos istos, scilicet, a iam dicto castro Alfambra usque ad Puteum cervi, ad eodem Puteo Cervi usque ad Coscoiosam Maiorem, et deinde usque ad Coscoiosam Minorem, ad ipsa autem Coscoiosa usque ad Cerrum petregosum et deinde ad Pennam Rubeam, et deinde usque ad sotellum quod iacet in riba rivuli Guadianam.

Ab ipso autem sotello usque ad Moraleiam, cum utraque parte rivuli iam dictoi, et deinde usque ad cannadam Beviani, et inde sicut tendit ad calcadam Montelli, quod est castrum Sarracenorum, ad eadem vero calcada usque ad Roideram, et inde quo modo vadit ipsa calcada usque ad Azuel, et deinde ad fontem planum, ab ipso autem fonte usque ad Moraleiam, et deinde usque ad Carrizosam, de Carrizosa usque ad Portum de Perales, et deinde ad sarram de la Mesnera, et inde usque ad Argamansellam de Pilas Bonas, cum omni campo del Tocon qui iacet in termino prefati castri Alambrem et deinde usque Puteum Cervi. (…)

Facta carta apud Maquedam, VIº idus ianuarii, era MªCCª quiquagesima quinta.» (2)

Hace años existía una copia del privilegio real en el archivo histórico de Alhambra (1). En la actualidad se encuentra una copia fotografiada de la confirmación de la donación en el Ayuntamiento de la localidad. Destacamos varios fragmentos del mismo en los que se puede leer «Don Enrique», el rey donante, y «Roydera», como parte de la descripción de los términos dependientes de Alhambra.

Don Enrique I de Castilla

«Don Enrique»

Roydera en la donación de Alhambra

«Roydera»

Los términos de la donación

«… Yo Enrique, por la gracia de Dios, rey de Castilla y Toledo, por muchos extremos y agradecibles servicios que a mi señor padre de feliz memoria, fielmente distes, y a mí me dais cada día, y no cesáis, hago carta de donación, concesión y de confirmación, y establecimiento a vos el conde don Álvaro, del castillo de Alfambre (Alhambra), vuestro castillo, que en otro tiempo os di, a perpetuidad. Así pues doy dicho vuestro castillo de Alfambre, a saber, en donación mía, para defensa y provecho de mi reino y para salud de vuestra alma, porque poblaste en la frontera de los moros, padeciste muchos trabajos, todos estos ciertamente, desde dicho castillo de Alfambre hasta el Pozo del Ciervo, y desde dicho Pozo del Ciervo hasta Coscojosa Mayor, y desde allí hasta Coscojosa Menor, y desde esta dicha Coscoja hasta el Cerro Pedregoso, y desde allí hasta la Peña Rubia, y de ahí al Sotillo que yace en la ribera del rio de Guadiana. Y desde dicho Sotuelo hasta La Moraleja y de cada parte del rio susodicho, hasta la Cañada Beviani y según luego se extiende hasta la calzada de Montiel que es castillo de los moros, y de esta dicha calzada hasta Ruidera y desde esta misma calzada hasta el Azuel, y desde ahí a la Fuente Llana, y desde la dicha fuente hasta la Moraleja, y desde ahí hasta Carrizosa, de Carrizosa hasta el Puerto de Perales, y desde ahí hasta la Sierra de la Mesnera, desde ahí hasta Argamasilla de Pilas Bonas, con todo el Campo del Tocón, que yace en término del dicho castillo de Alfambre, y desde ahí hasta el Pozo del Ciervo…

Hecha la carta cerca de Maqueda, seis idus de enero era de mil doscientos y cincuenta y cinco [corresponde al día ocho de enero de año 1217].» (3) (4)

Hay que tener en cuenta que no se trata de una verdadera donación, sino que la entrega se realiza en precario, es decir en prestimonio vitalicio.

castillo de Alhambra

Arco del castillo de Alhambra

Cuando falleció don Alvaro en el año 1219, Alhambra y todos sus territorios pasaron nuevamente a la orden de Santiago. Años después, en la concordia entre las órdenes de Santiago y San Juan, firmada en 1237, delimitadora de sus territorios de Castilla, Alhambra y Ruidera siguieron perteneciendo a la orden sanjuanista.

Mi agradecimiento al Excmo. Ayuntamiento de Alhambra, especialmente a Eusebio, por las facilidades prestadas para la consulta de su archivo histórico.
Imagen de Portada. Copia de la confirmación de la donación del rey Enrique I de Castilla a don Alvaro Núñez de Lara de Alhambra y sus términos existente en el Ayuntamiento de Alhambra.
(1) MADRID, A. Los orígenes de la presencia de la Orden de Santiago en el Campo de Montiel.
(2) CALZADO, P. Tumbo Menor de Castilla (siglo XIII) Estudio Histórico, Codicológico, Diplomático y Edición. Libro I, doc nº 30.
(3) GOMEZ, L. VIII Centenario de la reconquista de Alhambra a los moros por las tropas de Alfonso VIII (1213-2013)
(4) AHN. OOMM. Archivo de Uclés, carpeta 51. Los originales de los documentos 1 y 2, privilegios dados 1214 y 1215, faltan en el archivo.