Las primeras noticias sobre la Ermita de San Lorenzo, la encontramos en el año 1734, principalmente porque la ermita requería renovar los ornamentos que tenía, ya que disponía de algunos que eran pertenecientes al Convento de San Francisco de Alcázar de San Juan. No sería hasta 1776 cuando los distintos ornamentos, formaran parte de la citada ermita para un mejor decoro de la misma. Para ello se realizó una relación con las necesidades de la citada ermita, solicitando para el altar mayor un…frontal de color blanco y encarnado con marco, otro del verde y morado, dos pares de manteles, unas badanas para abrir la mesa de altar, una campanilla grandecita…. Mientras que para el resto del templo…una cruz con su crucifijo, unas sacras…,de ropa sacerdotal una casulla de color blanco y encarnado, otra verde y morado, unas bolsas de corporales de verde y morado con corporales, una alba nueva, dos amitos y un cíngulo… y para la liturgia…paños de cáliz de todos los colores, un platillo y unas vinajeras de metal…. También se propuso…dar color al tabernáculo del altar. Como dato curioso se menciona la primera referencia que tenemos de la imagen de San Lorenzo que la proponen cambiar…porque la que ai es de barro y esta rota… esta deslucida la cual se manipuló porque esta ligada con hilo….

También alude, que las demás imágenes eran irreverentes y poco presentables pero no nos dice el documento cuales eran estas, aunque si parece importante que ya en este siglo XVIII se veneraba a San Lorenzo en Cervera.

La ermita de Cervera y el Infante Don Gabriel

Aunque según algunos documentos, dicha ermita fue mandada construir por el Infante Don Gabriel (1752-1788) para los trabajadores de la Real Hacienda, con su capellanía, con dignidad real, para que pudieran escuchar misa todos los días festivos, en una de las cartas entre el secretario y administrador del Infante Miguel Cuber (Prior de la iglesia de Santa María) y Juan José Guerrero (Teniente del Gobernador), se afirmaba que…

fue el serenísimo Infante quien la creó para celebrar misa para sus sirvientes que residen en el Castillo de Cervera, Villa Centenos y otros sitios de la ribera del Guadiana para que no les falte tal beneficio espiritual . (1)

En este mismo año de 1776 por medio de una Junta de Ministros, se pone de manifiesto las carencias existentes en la casa y castillo de la alcaldía de Cerbera, todo ello apoyado por los informes realizados por D. Ignacio de Vejar y Quedela contador mayor de rentas del Priorato, en el cual refleja un coste que asciende a 986 reales de vellón y por otro lado el de D. Juan José García Tegero, administrador de tercias, corroboraba las deficiencias en la estructura de la ermita, como en los materiales para la celebración del Santo Sacrificio.

Traslado de los molinos de pólvora a Ruidera

En relación, con el comienzo de las obras de reedificación de la ermita de San Lorenzo, no serán ejecutadas hasta 1782, cinco años después de lo previsto, para las cuales su alteza destinó 150 Reales de Vellón. Unas obras que fueron concluidas, posibilitando una afluencia regular de feligreses a los oficios religiosos, la cual se vio limitada durante dos años después de su construcción, debido a que el 23 de Noviembre de 1784, se produce el traslado de los molinos de pólvora de Cervera al Real sitio de Ruidera, cesando de este modo la celebración religiosa momentáneamente, encargada a cargo de Don Pedro Francisco Rioja, al cual le mandará su alteza, que siga dando misa en la otra ermita de la Orden de San Juan de Peñarroya a partir del 1 de Diciembre de este mismo año.

La petición de traslado, a este capellán, nos puede resultar extraña, pero debemos tener en cuenta que la citada ermita se creó por la presencia en Cervera de los molinos de pólvora, es decir, que la capellanía fue instaurada por el beneplácito de la Corona, de establecer un lugar de culto para sus trabajadores. Sin embargo, la insistencia del capellán por continuar en el sitio, dio lugar a la concesión de su petición de habilitarle una cama, para pernoctar en las vísperas de las festividades en la aldea de Cervera. Aunque las principales razones para ejercer su labor pastoral en esta localidad, la encontramos en la correspondencia que mantuvo con Su Alteza Real el Infante D. Gabriel, donde además de alegar motivos de edad y salud, hallamos lo que podemos considerar su principal razón, en la que afirma…prefiero compartir las soledades de las gentes que han quedado en Cervera, quedándome en la ermita de San Lorenzo al cuidado y con gran esmero del mismo. Esta concisa respuesta nos indica el afecto que tenía por sus gentes y la estima suficiente por quedarse allí.

Por otra parte, el incumplimiento en diferentes ocasiones de sus funciones, dieron lugar a quejas por parte de los vecinos y amonestaciones que llevaron de diferentes cargos relacionados con la Corona y la capellanía de Cervera, a solicitar un informe al gobernador, del cual se obtiene la conclusión, de que la capellanía no era suya, sino del cabildo de Santa María, es decir, que era el cabildo de la mencionada parroquia el encargado de designar los capellanes para tal ermita.

Reparaciones y acondicionamiento

Más tarde, en 1785, Joseph Palacios realizó obras de reparo de la ermita y la acondicionó con una mesa de altar de color porcelana (el color de la madera de pino les resultaba poco decente). La ermita de S. Lorenzo, inmediata a la Alameda y Castillo de la Alcaydia de Cerbera, comprendida dentro del término de Alcázar de San Juan, estaba a dos leguas de Alcázar de San Juan. (1) Años más tarde, el edificio espiritual requería algunos reparos más, ya que en 1789 el tejado estaba hundido y la campana sin uso. En agosto de este mismo año, se manda un informe realizado por el Gobernador Vicente Pérez, para la reedificación de la ermita, a la cual se le han incorporado la campana y una cama solicitada por el capellán, quedando aplazada la construcción de un cuarto contiguo a la misma, que tendría la función de sacristía, ya que al sacerdote…le perturbaba vestirse en las oraciones u es orden que un oratorio de un príncipe carezca de reverencia, sitio ameno y de mucha concurrencia….

Meses más tarde, en concreto el 18 de octubre de 1789, fallece D. Pedro Francisco Rioja, dando lugar a la supresión temporal de la capellanía de Cervera. Sin embargo, por disposición de Vicente Pérez, se pone al frente de manera temporal para dar misa los domingos al presbítero de Alcázar D. Ramón Mariano Muñoz de Caravaca, siempre y cuando…hubiera trabajadores en el sitio, que pudieran pagar los doce reales de vellón que costaba la realización de cada misa, además de los productos de la conservaduría del canal….

En este sentido, tenemos que explicar que era “habitual”, que cuando la Real Hacienda estuviera falta o escasa de caudales, serían los propios colonos, en este caso los de Cervera, los que se hicieran cargo de la dotación económica que tenía asignada al capellán, para seguir con las celebraciones litúrgicas. Sin embargo, como ya hemos podido comprobar en muchas ocasiones, esta solución no era bien recibida por los capellanes, ya que la colecta realizada por los feligreses, la mayoría de las ocasiones no se correspondía con la dotación que tenían asignada.

En 1790 cesa de sus funciones D. Ramón Muñoz de Caravaca, incorporándose en 1791 al cuidado de la capellanía D. Antonio Muñoz Espadero con la asignación de cuatro reales diarios. La avanzada edad de D. Antonio, de 70 años de edad, propició un rápido nombramiento como titular de la capellanía en el año 1793. Dos años más tarde, concretamente el 26 de julio de 1795, fallecería con 72 años de edad, por el contagio de tercianas, una fiebre que aparecía de manera intermitente cada tres días, según certificó el médico titular de la Villa de Alcázar, Don Josef Ignacio Climent. En estos casos de enfermedad, los capellanes suplicaban a la Real Hacienda para que se hiciera cargo de los gastos médicos y botica, lo que se denominaba Ayuda de costa o gracia, hecho que la hacienda del rey le correspondía reintegrándoles todos los gastos que hubieran necesitado durante su enfermedad.

Tras la muerte de Don Antonio Martín Espadero, la capellanía es ocupada de manera interina por Don Agustín Fernández Ballesteros y en 1795 se produce otro nombramiento de capellán interino, el de Don Christobal López Guerrero, el día 24 de mayo de 1795. Otros candidatos que optaron a este puesto de capellán de Cervera serían, D. Alfonso Sánchez Pantoja y Eugenio López Guerrero presbítero de la parroquia de Santa Quiteria de Alcázar de San Juan, nieto este ultimo, del administrador de Tercias de Alcázar de San Juan, aunque no les fue admitida su solicitud en el cargo.

Intervención de Juan de Villanueva

Por el traslado de los molinos, como hemos dicho con anterioridad, no era necesaria la capellanía en Cervera. Sin embargo, Juan de Villanueva en una carta desde (S. Ildefonso, de 3 agosto 1795), interviene a favor de un miembro del clero para que se le conceda la capellanía de San Lorenzo de Cervera, en los departamentos del Canal del Gran Prior. Pero otra carta del Duque de la Alcudia (S. Ildefonso, 2 septiembre 1795) nombraba a otro en nombre del Rey. Los capellanes del Canal Guadiana se turnaban dando misa en Peñarroya y la ermita de San Lorenzo (2). En 1800 el capellán D. Eugenio, el cual había estado como sustituto, pide que se le admita la renuncia y se le conceda alguna asignación diaria y haciendo el nombramiento de capellán a favor de D. Ramón Muñoz Caravaca presbítero parroquial de Santa María que será nombrado en junio de este mismo año.

En 1800, destaca la aspiración a la capellanía del Guardián de los Franciscos Observantes, solicitando el nombramiento en favor de aquella comunidad, pero en una resolución del Vicario del Gran Priorato, considera principalmente la pretensión de D. Ramón Muñoz Caravaca, ya que poseía una mayor suficiencia, la cual era necesaria para el desempeño de la capellanía y que en cuanto a la comunidad de Franciscanos, no tienen dudas de que servirían por ella puntualmente, pero según Pedro de Novales …si prefiriese la comunidad no resultaría nueva vacante y se apropiaría esta con el tiempo de dicha facultad que solo reside en Su Alteza…. Debido al contagio de tercianas, el capellán recién nombrado decide renunciar a su cargo, pero su petición no se dará hasta 1806, dando lugar al nombramiento de Agustín Fernández Ballesteros. El 10 de enero de 1806 se pondrá en  conocimiento de tal cambio al Vicario del Priorato y al Director del Canal. En 1806 D. Joaquín Francisco Pérez, aparejador de obras del Gran Priorato, dotaba de un confesionario a la ermita de S. Lorenzo (1).

…se dio orden al aparejador de obras del Priorato para que haga el confesionario y se encargue el presbítero Lozano para que corriere con la provisión de ornamentos a cuyo fin se le entrego una lista en 21 de Febrero 1806 en la que se especifica que se debe de acompañar a la ermita con…un misal por estar faltos de varios santos y parte de los comunes el que hay, un par de corporales, porque habiendo dos pares solo hay unos útiles, dos purificadores, un alba por solo haber otro y está indecente, dos amitos, porque solo hay uno y remendado, uno o dos cíngulos, porque no lo hay decente, dos casullas, negra y morada, la negra no la hay y la morada esta indecente, faltando a esta estola. Necesitase así mismo recomponer las dos casullas encarnada y blanca, quatro pares de bolsas de corporales pues los ratones tienen roídos los cartones. Igualmente quatro pares de paños de cáliz, porque los que hay están rasgados los forros y los galones. Una sabanilla para el altar por no haber más de una y rota. Dos cornualtares porque no hay más de uno y muy indecente. Una badana para abrir la savanilla, un par de vinajeras con su plato correspondiente. Una sotana, para decir misa, pes la que hay está muy estropeada. Y últimamente un confesionario para administrar el Santo Sacramento de la Penitencia a las “mugeres” porque no lo hay….

«Anterior»    «Siguiente»

Segunda parte del estudio histórico titulado «La ermita de San Lorenzo de Alameda de Cervera (notas históricas)». Autores: Francisco José Atienza Santiago y María del Pilar Sánchez-Mateos Lizcano. Patronato Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan. 2011.

Imagen de portada. Castillo de Cervera años 60. Fondo fotográfico del Patronato Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan.
(1) AGP. IDG. Secretaría. Leg. 315.
(2) AGP. IDG. Secretaría. Leg. 314.