Cuenta Isaac Izquierdo Lizcano (1), que durante la Guerra de la Independencia esta aldea de Villacentenos albergó la imagen de San Lorenzo, esta aldea contaba con…

(…) setenta y cinco habitantes casi todos dedicados a la agricultura y la ganadería, en 1811 los franceses pasaron por allí y por entonces dicha iglesia era un convento donde había una comunidad religiosa, con la cual no se portaron nada bien los franceses, aquellas monjas se marcharon por la noche sin saber donde ir, y decidieron refugiarse en la colonia de Alameda de Cervera que como ellos llevaba muy poco tiempo constituida. Al marcharse de Villacentenos se llevaron consigo las cosas de más valor entre ellas, la imagen de San Lorenzo que decían que las había salvado de las tropas francesas.

Pasaron algún tiempo las monjas en la colonia de Alameda de Cervera, hasta que terminó en 1814 la guerra de la Independencia, hasta que decidieron marcharse y dejar en la pequeña ermita de esta localidad la imagen de San Lorenzo.

Luego intentaron volver a la colonia de Villacentenos, pero vieron que la habían arrasado los franceses.

En la actualidad de este pequeño paraje, tenemos noticias de la existencia de un manantial y un batán donde las mujeres iban a limpiar la lana, también de una pequeña venta a principios de este siglo XIX gracias a su enclave geográfico estratégico.

Podemos señalar que Villacentenos, se caracterizaba por ser una encrucijada de caminos hacia Madrid, ya en el siglo XVII, los restos de la iglesia existente, fueron convertidos en convento, pero con la desastrosa Guerra de la Independencia dos siglos después dió practicamente con el fin del lugar medieval, que posteriormente seria explotado por la agricultura.

En esta teoría coincide también Ángel Martín-Fontecha (2), afirma que en el año 1811 los franceses pasaron por este lugar y el ejército de Napoleón realizó en este lugar, al igual que en el resto de la comarca, grandes desmanes contra la comunidad religiosa que allí se encontraba.

Así mismo, según fuentes orales (3), tenemos noticias de la existencia de un pequeño manantial en esta zona, conocido como “la poza” o “poza Vinagre”, donde según cuentan el agua brotaba abundantemente, llegándose a reducir tan solo en época estival, periodo en que comenzaban el regadío de las tierras de la zona (Argamasilla de Alba) y como consecuencia el río traía menos agua para Alameda de Cervera. Con la realización del pantano de Peñarroya en los años 50 y el cierre posterior de este para la acumulación de agua, la “poza” comenzó a secarse, aunque no del todo, ya que el pantano tenía pequeñas grietas o deficiencias, que permitieron la salida de agua, aunque en menor medida llegando hasta la citada “poza”. Sin embargo, la pronta cimentación del mismo, provocó la sequía y desuso de la misma.

Esta zona de Villacentenos en la actualidad está despoblada.

«Anterior»     «Siguiente»

Cuarta parte del estudio histórico titulado «La ermita de San Lorenzo de Alameda de Cervera (notas históricas)». Autores: Francisco José Atienza Santiago y María del Pilar Sánchez-Mateos Lizcano. Patronato Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan. 2011.

(1) Periodico Semanal Canfali.
(2) Libro de Feria y Fiestas Herencia 2009.
(3) Fuente oral Vicente Pascual (8.06.2011).