Capellanes de San Lorenzo en el siglo XIX

En cambio en Cervera, una vez terminada la Guerra de la Independencia, vuelven los capellanes a su ermita, ahora con la imagen de San Lorenzo, hasta el momento, el comportamiento que habían tenido estos señores con el Real Sitio había sido ejemplar, sin embargo en 1817, los habitantes de Cervera muestran sus quejas al Administrador de Argamasilla, y al Administrador de Tercias de Alcázar, por la falta del capellán en el cumplimiento de sus obligaciones, ya que no comparecía a dar misa en el día primero de la Pasqua de Pentecostés, domingo de Ramos, día de todos los Santos y toda la Pasqua de Natividad última, ni tampoco los días de San Silvestre y Dulce Nombre de Jesús…

Esta situación tan delicada, fue para otros presbíteros un oportuno momento para ocupar la capellanía vacante en Cervera, como fue el caso del presbítero Don Antonio Ortega del Río que suplica a el Infante D. Pedro Carlos María de Borbón (1), para que le conceda la misma, alegando principalmente la falta de responsabilidad del actual capellán.

Posteriormente y debido a las continuas quejas de los colonos, se decide que de fe de tal situación a el fiscal de la villa, a petición del Vicario, el cual manifestó …el indicado funcionario sugerido del bajo interior, ha dejado escandalosamente de cumplir sus respetables deberes posponiendo el servicio de Dios, el Rl. Del Señor Infante y el bien espiritual de sus relacionados colonos a la despreciable consideración de sus sueldos. Con motivo de tal conducta se le ruega que informe de su comportamiento a lo que responde, que principalmente se debe a la falta de caudales y que sino era por la administración que lo hicieran los colonos por su “costa”.

Este fue uno de los litigios mayores que tuvo la capellanía, llegando a tener que prestar declaración varios residentes de la aldea como… Juan Antonio Giménez, Alejandro Morales, Mariano González, Francisco Pradillo, Santiago Izquierdo, Antolín Cortés, María Cortés (viuda de Francisco Casero), que junto con el resto de colonos de común acuerdo, decidieron comunicar las faltas y privaciones que tenían del Santo Sacrificio por culpa del capellán. En ultimo lugar, tenemos que destacar la declaración de un vecino de Tomelloso D. Faustino Giménez, casero desde hace 9 años en la quintería “Los Astilleros”, contigua al Real sitio de Cervera y el cual venía a oír el Santo Sacrificio al mismo, afirmando que …los contribuyentes con sus cavallerías y dinero [que recaudaban era] para el pago del referido capellán en los días y en los años anteriores [que] vino a celebrar en dos épocas que dijo que no está pagado….

Sin embargo, gracias a la labor de un religioso franciscano, la comunidad de Cervera fue atendida en este sentido desde el día 30 diciembre 1816. Finalmente y ante un proceso tan duradero se propuso al Infante, en 1817, que le mandara hacer durante un mes ejercicios en la comunidad religiosa que considerase mejor. Pero según lo manifestado a fecha de 30 enero 1817 por Eusebio Maroto (Guarda del castillo), el capellán se había incorporado a sus obligaciones pero por medio de un sacerdote regular.

En 1819 debido al nombramiento del capellán de Cervera como capellán del Regimiento Provincial de Alcázar de San Juan (2), surgen nuevas instancias para la capellanía, principalmente dirigidas al Sr. Infante D. Carlos, donde destacamos la de Fray Juan de Alcázar (Fray Juan de Ballesteros, hermano del actual capellán), el guardián del convento de Franciscos Descalzos de Ciempozuelos y Antonio Marchante, capellán del sitio de Ruydera, y el 6 julio 1821 presenta su solicitud el presbítero de la parroquia de Santa María La Mayor, Don Juan López Gascón, este ultimo sería beneficiario en parte de la capellanía, porque en mayo de 1821 el capellán titular, Don Agustín, achacado por enfermedad y dolores reumáticos, permanece en cama durante largas temporadas imposibilitado para la celebración de la misa, por lo que pone en conocimiento de sus superiores que desde …hace más de un año concertó el exponente (don Juan López Gascón) con el mencionado capellán tomar a su cargo el asistir a los colonos de aquella campiña….

El Cuerpo de Milicias en Cervera

Por otra parte, indicar que por Real Orden de 17 de Junio 1822, se manda reunir al Cuerpo de Milicias, con destino Cataluña durante 8 meses en Cervera, como consecuencia D. Juan López Gascón, será nombrado como capellán interino el 25 de junio 1822. En 1835 Agustín Fernández Ballesteros propondrá a Francisco Antonio Vela para la capellanía de Cervera, el cual será nombrado tras la aprobación de la vicaría y por la postración del capellán principal, sirviendo el segundo, con parte de la dotación asignada a Ballesteros.

En 1857, el Presbítero y vecino de Alcázar D. Francisco Antonio Vela, fue nombrado en propiedad para el destino de Capellán de la Capellanía de la ermita de San Lorenzo que estaba vacante por fallecimiento de D. Agustín Fernández Ballesteros. Cabe destacar que en 1860 en pleno proceso desamortizador, salió la imagen de San Lorenzo en procesión por Alcázar, aunque enseguida se metió en un carro y lo llevaron otra vez a la Alameda, acompañándolo las autoridades hasta el primer puente de la Puerta Cervera. Unos años después, trajeron la imagen a Alcázar para restaurarla, predicando sobre él durante algún periodo el presbítero Jesús Romero. (3)

El Castillo de Cervera y la desamortización

Durante este siglo XIX se produce, aproximadamente treinta años después de la Guerra de la Independencia, concretamente en 1837, la Ley General de Desamortización de los bienes religiosos, en la cual se incluía el patrimonio de la Orden de San Juan, cuyos bienes pasarían a pública subasta.

De tal manera que 1865 el Castillo de Cervera, cambiará de propietario, siendo adquirido por D. Alberto Urech y Miralles, Teniente Coronel del Estado Mayor y Gobernador Militar de Ciudad Real, casado con Dª Felisa Rodríguez Ayuso. Aunque el origen de la familia Urech era riojano, a partir de este momento, tomará pleno contacto con esta tierra manchega, ya que se establece en Alameda de Cervera una de sus residencias familiares.

El Castillo de Cervera o Casa Grande como se denomina popularmente a esta propiedad entre la población, destinará sus tierras a la explotación agrícola, principalmente de vid, aprovechando la llegada del ferrocarril a esta zona en 1854. Con el desarrollo agrícola se produjo un destacado impulso, para evitar la desaparición de la aldea, instalándose familias en la zona para trabajar como gañanes.

«Anterior»    «Siguiente»

Quinta parte del estudio histórico titulado «La ermita de San Lorenzo de Alameda de Cervera (notas históricas)». Autores: Francisco José Atienza Santiago y María del Pilar Sánchez-Mateos Lizcano. Patronato Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan. 2011.

Imagen de portada. Mapa histórico del término de Alcázar de San Juan. «La ermita de San Lorenzo de Alameda de Cervera (notas históricas)». Patronato Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan. 2011.
(1) Hijo mayor del Infante don Gabriel y María Ana de Braganza, quedó huérfano con tan solo dos años de edad, por lo que fue enviado por el rey Carlos IV de España, a Brasil donde sería educado por su abuela, la Reina doña María de Portugal, para velar de manera maternal por él. Debido a su educación bajo la corona lusa, el infante comenzó a ostentar el cargo también de Infante de Portugal. Contrajo matrimonio en 1810 con la Infanta de Portugal doña María Teresa de Braganza, Princesa de Beira (1793-1874), con la que tuvo un hijo, el Infante de Portugal y España, don Sebastián Gabriel de Borbón y Braganza. En 1812 el Infante don Pedro Carlos, murió en Boa Vista el 4 de julio de 1812.
(2) El 18 de noviembre 1766, se creó este Regimiento de milicias provinciales en la villa con 821 hombres, mediante reglamento regulador, el territorio peninsular pasa de tener 42 regimientos a tener 43 con este de Alcázar de San Juan. Los destinos del Regimiento se dispersaron por todo el territorio del reino. En 1802, con la aparición de un nuevo reglamento, el Regimiento se configura formando parte de la 2ª División de Castilla la Nueva. Durante su historia tuvo varios nombres siendo el último conocido en 1877 el de Regimiento de Infantería Garellano nº 45.
(3) MAZUECOS, RAFAEL. Pastor, Hombres, lugares y cosas de La Mancha. Fasc.8 P.6.